discriminacion

Homofobia y Discriminación en Paraguay

La falta de protección legal ante la discriminación y la violencia genera un estado de temor constante que inmoviliza a la población LGTB, haciendo que su articulación comunitaria sea casi nula y muy reciente.

A pesar de que el principio de igualdad y no discriminación se encuentra contenido en la Constitución Paraguaya, las limitaciones existentes en las leyes y reglamentaciones coartan el accionar de toda la población LGTB del país.

No existen paradigmas incluyentes de las personas LGTB o de las expresiones homoafectivas en la cultura paraguaya. Su ausencia genera un estigma social negativo, que amenaza con la pérdida de empleo y de vínculos familiares, somete a las personas LGBT a situaciones de abandono y vulnerabilidad ante el VIH, el sida, afecciones nerviosas, auto – discriminación, actitudes autodestructivas, que se ven reflejadas en la mayor incidencia de estas afecciones en nuestras poblaciones.

El rechazo social es de mayor impacto en los jóvenes LGTB, pues restringe su posibilidad de establecer vínculos afectivos que propicien su desarrollo pleno dentro de la sociedad. La ausencia de reconocimiento se hace tangible en la no existencia de acciones que enfrenten esta situación dentro de las políticas estatales.

No se dispone de datos estadísticos o científicos sobre los problemas específicos de la población LGTB y los pocos que existen son insuficientes para reflejar de manera empírica la realidad del impacto de la discriminación basada en la homofobia, a pesar de que la mayoría de las personas LGTB (tanto fuera como dentro “del closet”) o aquellas con expresión de género diversa hayan sufrido abusos verbales, físicos o sexuales en mayor proporción que sus pares heterosexuales, siendo el principal escenario de esta situación el núcleo familiar y el ámbito educativo, las dos emblemáticas instituciones de socialización.