Historia

Historia del Movimiento LGBT paraguayo

El movimiento LGTB paraguayo tiene como antecedente inmediato la creación de la primera organización en la década de 1990. Así nació la Comunidad Homosexual del Paraguay (CHOPA) la organización más antigua del país. Al final de esa misma década (1999) surgiría otra organización que se vería muy debilitada a consecuencia de las tensiones internas entre las identidades que buscaba articular, derivando en la creación de un grupo de autodenominadas “lesbianas separatistas”.

En el 2005, se inicia la articulación de una nueva organización que aportara una perspectiva distinta al movimiento. En un primer momento este intento crea dos organizaciones distintas, una de varones gay y otra de mujeres trans, surgidas de la agenda de vincular a la mayor cantidad posible de personas en torno a la causa principal del movimiento: la plena inclusión de las personas en una sociedad más igualitaria, democrática y pluralista. Este intento busca además vincularse claramente con las agendas regionales del movimiento, lo que lleva a integrar las redes regionales de derechos humanos.

Este intento deriva en la fundación de SOMOSGAY, que acumula la experiencia de varios activistas.


Actualmente, se articulan acciones con la CHOPA histórica que sostiene el apoyo a la conformación de la Federación LGTB Paraguaya como plataforma para el desarrollo articulado del movimiento LGTB paraguayo en los próximos años.