VIH Paraguay

El VIH en PARAGUAY

El primer caso de sida en Paraguay fue detectado en un hombre en el año 1985, y desde entonces ha tenido un crecimiento sostenido y constante en número de casos detectados de VIH y sida.

La vía principal de transmisión es la sexual (80%) siendo los hombres el grupo genérico más afectado (74,4%) concentrándose en poblaciones específicas (varones gay y otros HSH, trabajadores del sexo y usuarios de drogas intravenosas) con una mayor incidencia en zonas urbanas.

Los denominados HSH (hombres que tienen sexo con hombres) y en especial las poblaciones de difícil acceso (travestis y transexuales) han sido (y siguen siendo) los grupos más afectados y vulnerables a las infecciones por VIH y/o la adquisición de ITS (infecciones de transmisión sexual), a las enfermedades y muerte secundarias a estas.

A pesar de estos datos, nuestro país no cuenta con políticas claras de prevención, atención y apoyo dirigidas a estas poblaciones más vulnerables. Esto deviene en una invisibilidad de hecho y de derecho que impide a las personas con prácticas homo y bisexuales sentirse sensibilizadas o identificadas como destinatarios y sujetos de estas estrategias de prevención.

En Paraguay, la epidemia del sida se encuentra concentrada en la franja etárea que va desde los 20 hasta los 45 años, para ambos sexos. Esta incidencia aumenta considerablemente si tomamos la franja de 25 hasta 35 años. Si a esto se suma que de cada tres hombres diagnosticados con VIH al menos uno es homosexual, el panorama resulta más que preocupante.

Desde el Estado no se ha realizado hasta la fecha una sola campaña o acción de prevención orientada a las poblaciones HSH, en flagrante desconocimiento de las recomendaciones de la OMS, ONUSIDA acerca de la vigilancia y las estrategias de prevención acordes al perfil epidemiológico de cada país.

Perfil de Paraguay en ONUSIDA

El Fondo Mundial