Se abrió nuevo espacio “La Terraza” con la presencia del periodista argentino Gustavo Pecoraro

Se abrió nuevo espacio “La Terraza” con la presencia del periodista argentino Gustavo Pecoraro

“En una sociedad que nos educa para la vergüenza, el orgullo es una respuesta política” - Carlos Jáuregui

 

“La gran lección de Carlos es la visibilidad. La importancia de ser visibles como respuesta política a la discriminación y al lugar en donde la sociedad nos quiere poner. Debemos lograr que la visibilidad sea contagiosa para el colectivo para generar una respuesta política a la que se sumen más personas”, nos explicó Gustavo Pecoraro, primer artista invitado de La Terraza.

 

Pecoraro, además de una extensa e importante carrera como periodista, activista LGBTI y escritor en el vecino país, guionó y condujo el documental “El Puto Inolvidable” acerca de Carlos Jáuregui. Así mismo, es compilador de la obra Acá estamos. Carlos Jáuregui, sexualidad y política en Argentina”, material en homenaje a Jáuregui tras 20 años de su fallecimiento.

 

 

 

“En Argentina no habrá retrocesos. No creo que al gobierno actual le interese enfrentar estas conquistas. El matrimonio igualitario, la ley de identidad de género ya son parte de la sociedad argentina y es muy difícil que se plantee un cambio regresivo así desde un gobierno electo por el pueblo, sería muy burdo. Estas conquistas surgieron desde las bases, con luchas muy consecuentes. Nuestro marco legal es producto de 50 años de lucha de nuestros colectivos LGBTI, con procesos a veces de mayores conquistas, otras con menores, a veces más dolorosos”,  nos expresó Pecoraro ante el rebrote que los diferentes movimientos neoconservadores están emprendiendo a nivel regional y global: Trump, Bergoglio, Brexit, Putin, la ultraderecha francesa y el resurgir del nazismo en Alemania, todos con el común denominador del odio a la diversidad humana.

 

 

“Las luchas en el seno de nuestros colectivos nos debilitan frente a los proyectos neoconservadores. Las singularidades y el individualismo no sirven para enfrentar situaciones tan complicadas como el rebrote neoconservador. Debemos dejar de ser individualistas y debemos pensar colectivamente: todos somos necesarios, todas somos necesarias”, recomendó a modo de resistencia ante el embate del fundamentalismo religioso, tan recrudecido en estos últimos años.

 

“Carlos fue un visionario al sumar a los colectivos travesti y transexual en el movimiento LGBTI argentino. Hoy, ante este debate en torno a la “ideología de género” es indudable que la voz de las personas transgénero y travestis debe ganar protagonismo”, finalizó el primer invitado de La Terraza, el nuevo recinto cultural y artístico del Centro Comunitario LGBT.