homeInicio/Articulos/Ser indetectable es posible
Ser indetectable es posible

Ser indetectable es posible

access_timeFebruary 01, 2017 05:45 pm

En primer lugar, aclaramos que no existe aún una cura al VIH. No obstante, sí podemos ser indetectables, eso quiere decir que el número de virus en nuestra sangre es tan bajo que no se puede medir. Esto se puede lograr gracias a la adherencia al tratamiento, es decir la toma diaria de antirretrovirales bajo supervisión médica. Al ser indetectables, nuestra calidad de vida mejora y evitamos transmitir el virus.

La carga viral se refiere a la cantidad de virus que llevamos en la sangre. Cuanto más VIH tengamos en la sangre, mayores son nuestras probabilidades de desarrollar sida. La cantidad se mide según el número de copias del virus por milímetro de sangre (copias/mL). Por lo general, encima de las 100.000 copias por milímetro de sangre se considera alta. Para evitar esto, el médico receta antirretrovirales.

 

Estos medicamentos no exterminan el virus sino que impiden que se multiplique por lo que evitan que nuestro sistema inmunológico (las defensas del cuerpo) se resienta.Adherirse a un tratamiento quiere decir cumplirlo, tomar los antirretrovirales tal como el médico indica. Esto es muy importante para lograr una carga viral indetectable. Si nuestra carga se encuentra aproximadamente debajo de las 40 o 50 copias por milímetro de sangre se dice que es indetectable. Esto no quiere decir que hayamos dejado de tener el virus en la sangre, como dijimos al principio, aún no existe cura.
Si estás adherido, tu calidad de vida será mucho mejor y no desarrollarás infecciones oportunistas (sida).

 

Si nos mantenemos indetectables, las posibilidades de transmitir el virus son casi nulas. De acuerdo a Prevention Access Campaign: al tener una carga viral indetectable por al menos seis meses y al continuar con la medicación (adherencia), no ponemos en riesgo a nuestras parejas. Tener una carga viral indetectable es clave para detener la transmisión del virus. Debemos recordar que al ser indetectables, no estamos protegidos (y no protegemos a nuestras parejas) de otras infecciones de transmisión sexual o de embarazos no deseados. Es muy importante que hablemos abiertamente con nuestras parejas acerca de nuestras prácticas sexuales, sean o no con condón, para tomar la mejor decisión.

 

Si no vivimos con VIH y nuestra pareja es indetectable, podemos usar la PrEP (profilaxis pre-exposición) y/o condón; esas son estrategias que pueden usarse en conjunto o por separado. Algunas personas desean emplear varias estrategias de prevención por diversos motivos: reducir la ansiedad, prevenir otras ITs, prevenir embarazo o si sabemos que nuestra pareja no se adhiere regularmente a su tratamiento.

 

Lo importante es hablar con profesionales, informarse de la manera más actualizada y tomar la decisión que mejor se adecúe a nuestras necesidades, prácticas sexuales y parejas. No temamos ejercer nuestro derecho a una sexualidad plena. Cada vez más nos acercamos a la meta de un mundo libre de sida. Informate de las últimas tecnologías para contribuir a que ese futuro esté cada vez más próximo.

Ver Fotos
avatar

Norma Flores Allende

Redactora, SOMOSGAY.