homeInicio/Articulos/Relacionar la pedofilia con la comunidad LGBT es homofobia
Relacionar la pedofilia con la comunidad LGBT es homofobia

Relacionar la pedofilia con la comunidad LGBT es homofobia

access_timeAugust 01, 2017 05:34 pm

Las estadísticas evidencian que la mayoría de los abusadores sexuales de niñas, niños y adolescentes son hombres heterosexuales que poseen lazos de parentesco con sus víctimas. A pesar de ello, se sigue buscando chivos expiatorios para no lidiar con el problema de raíz. Mientras, las niñas, niños y adolescentes siguen sufriendo. Y las personas LGBT seguimos siendo violentadas.

La bailarina Silvia Romero es producto de la fundamental carencia de una adecuada educación sexual, que el Estado paraguayo debió garantizarle en todo momento. Debido a ello emitió unas lamentables declaraciones en un popular programa de televisión, palabras cuyo único sustento son vagas informaciones en internet.

 

Reiteramos lo que afirmamos en el Manual LGBT paraguayo: “Ni ser gay, lesbiana, bisexual o trans son sinónimos de pedofilia, violación de menores, bestialidad o incesto. Estas asociaciones se usan generalmente para sugerir que las lesbianas y los gays representan una amenaza para la sociedad y para los niños, en particular.”

Acusar a las personas LGBT de este gravísimo flagelo es una demostración no solo de ignorancia sino de verdadera homofobia, de odio y discriminación a las personas no heterosexuales. Acusar falsamente a minorías de delitos ha sido siempre un recurso muy gastado en la historia tanto para justificar la violencia contra las minorías y también para no lidiar con los verdaderos problemas.

 

Vivimos en un país altamente violento contra niños, niñas y adolescentes y terriblemente homofóbico Paraguay es uno de los países más homofóbicos en la región, con un terrible despliegue de violencia contra gays, lesbianas, bisexuales y personas trans, violencia que procede desde el Estado mismo al considerarnos como ciudadanos de segunda categoría pese a ser contribuyentes como todas las demás personas que viven en el país.  

 

Tenemos gravísimos problemas como país con los derechos sexuales y reproductivos. Tenemos gravísimos problemas como país con los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

 

Muchas personas LGBT tenemos hijos, somos madres o padres. Como personas LGBT sufrimos violencia homofóbica a diario. Como madres y padres que también somos nos duele terriblemente que las niñas, niños y adolescentes en nuestro país estén completamente desprotegidos.

 

Como madres y padres LGBT urgimos al Estado respuestas inmediatas en contra de las altísimas tasas de violencia sexual en Paraguay hacia las niñas, niños y adolescentes y urgimos una acción inmediata contra la homofobia con políticas públicas que cumplan con la Constitución Nacional y los Derechos Humanos.

 

Para leer más:

La homofobia detrás de las mentiras sobre el abuso infantil

http://somosgay.org/infonoticias/infodetalle/la-homofobia-detras-de-las-mentiras-sobre-el-abuso-infantil

Ver Fotos
avatar

Simón Cazal

Co-Fundador y Director Ejecutivo, SOMOSGAY