homeInicio/Articulos/Poderosa declaración de Laurel Sprague en la reunión inaugural de la Coalición Global de Prevención
Poderosa declaración de Laurel Sprague en la reunión inaugural de la Coalición Global de Prevención

Poderosa declaración de Laurel Sprague en la reunión inaugural de la Coalición Global de Prevención

access_timeOctober 11, 2017 07:30 pm

Puntos elevados por Laurel Sprague, Directora Ejecutiva de la Red Global de Personas viviendo con VIH (GNP+) el 10 de octubre de 2017 en la reunión inaugural de la Coalición Global de Prevención del VIH en Ginebra, Suiza. La coalición está presidida por los directores ejecutivos de ONUSIDA y UNFPA, que reúne a los Estados Miembro, la sociedad civil, las organizaciones internacionales y otros asociados como parte de los esfuerzos para reducir nuevas infecciones de VIH en un 75% para el 2020.

Excelencias y honorables ministros, familia de las Naciones Unidas, oenegés asociadas y socios de la comunidad, queridos compañeros de las personas viviendo con VIH; gracias por la oportunidad de hablar hoy acerca de la prevención del VIH en nombre de la GNP+ y las personas viviendo con VIH.

 

 

Sin reducir demasiado las múltiples complejidades que enfrentan las personas en el mundo hoy en día, creo que todos podemos reconocer que la vida sin VIH es menos difícil para las personas, familias, comunidades y países que en la vida con el VIH.

 

Un papel importante que las personas que vivimos con VIH desempeñamos en la prevención es que podemos hablar de dos mensajes importantes con mucha claridad. La primera es que si el resultado es positivo para el VIH, todo va a estar bien. El segundo mensaje es que el VIH es de por vida y la vida es más fácil - mucho más fácil - sin VIH.

 

Para aquellos que dan positivo, hay un mensaje más allá del resultado. Es el siguiente: tendrás que aprender y sostener un buen tratamiento del VIH y una vida con dignidad, no importa cómo la gente te trate, qué tan enfermo te sientas o la cantidad de prejuicios sociales que desees ocultar - pero se puede encontrar una comunidad y red para el apoyo. Todo lo que se necesita para sobrevivir, existe en este mundo.

 

Estos dos mensajes - que vas a estar bien, pero es mejor sin el VIH - a menudo son vistos como contradictorios, pero no lo son. Con demasiada frecuencia, los mensajes de prevención del VIH están diseñados para asustar a la gente sobre el virus y lo hacen mediante la demonización de aquellos que lo tienen. Esto no funciona. Cuanto más la gente teme al resultado de una prueba de VIH, ya sea por razones médicas o debido a los prejuicios sociales, más fácil es evitarlo. Así que trabajemos juntas y juntos para que sea seguro hablar sobre el VIH, sobre la prueba del VIH y todo en relación al VIH, lo cual hace que sea más seguro y más fácil de no tenerlo.

 

Las personas que viven con VIH hemos sido siempre el centro de los esfuerzos de prevención. Nuestras comunidades - lideradas por las poblaciones clave - han creado la prevención del VIH. Esta prevención nos reunió para organizarnos en torno a la salud de nuestras comunidades, basados en el amor que nos tenemos el uno al otro.

 

Las personas con VIH siguen liderando el trabajo de cambiar las leyes y los abusos que nos dejan vulnerables y en promover buenas prácticas que nos permitan prevenir nuevas infecciones y mantener a las personas con VIH con buena vida: en vivienda, en la estabilidad económica, el empleo, la educación y en el colectivo social, con empoderamiento económico y político de las niñas, las mujeres y de los grupos más afectados - los cuales Michel y Natalia acaban de hablar de manera elocuente.

 

Sin embargo, con demasiada frecuencia las personas que viven con VIH son excluidas de las discusiones sobre prevención por ser consideradas como fallas de la prevención. Me gustaría alentar a cualquiera que haya pensado en las personas con VIH como fracasos de la prevención a tomar un momento y re-imaginarnos - como sus socios, aliados, como las personas con los mejores conocimientos en prevención.

 

La mayoría de las nuevas infecciones provienen de personas que no conocen su estado de VIH, por lo que necesitamos para reconocer el enorme papel que es jugado por las personas que viven con el VIH. Sabemos lo que significa la prevención en espacios íntimos, espacios vulnerables, espacios en los que tenemos algo que ocultar, así como en los espacios familiares - espacios mucho más allá de consignas y pancartas.

 

De hecho, desde el 2011, las redes de GNP+ y redes de PVV en todo el mundo han promovido el marco de Salud, Dignidad y Prevención que proporciona un enfoque basado en derechos, en la prevención, tratamiento, atención y apoyo integrales. Entre otros derechos, este marco se afirma que:

 

La prevención del VIH nos exige comprometernos con el derecho a la integridad corporal y el respeto a la autonomía de todas las personas - y sobre todo para aquellas que podríamos ver como diferentes o, simplemente, tan joven, como en el caso de las niñas.

 

Desde las personas que viven con VIH, ¿qué es lo que tenemos que hacer para comprometernos realmente con la prevención?

 

1) Dejar de culpar a las personas por tener VIH. Con demasiada frecuencia se presume que las personas son malas, en lugar de que el contexto y las condiciones en que viven son malas o que las leyes son malas. El VIH es una preocupación colectiva que debe ser abordada de manera colectiva y con atención a las fuerzas sociales y económicas que ponen a algunas personas en un riesgo mayor de contraer el VIH, así como a otros desafíos en la salud y el bienestar.

 

2) Examinar las prioridades económicas que limitan la capacidad de los Estados para garantizar el derecho a la prevención como un componente clave del derecho a la salud.

 

3) Asignar fondos para la prevención en manos de las comunidades, que tienen un gran impacto y que están mejor posicionados para hacer el trabajo, pero nunca con recursos adecuados.

 

Cuando hablamos de barreras económicas, tenemos que abordar tres cuestiones fundamentales:

 

1) La asequibilidad de los medicamentos. Los Estados necesitan apoyo para oponerse a los injustos regímenes de propiedad intelectual que hace costoso el tratamiento, tanto que fuerzan a los fondos de prevención.

 

2) Los costos de encarcelamiento. Debemos poner fin a la criminalización de las y los trabajadores sexuales, usuarios de drogas, personas LGBT y personas viviendo con VIH, y garantizar el acceso real a la justicia para las mujeres en toda nuestra gran diversidad. No sólo se pueden desviar los recursos de las cárceles para el cuidado y la atención en salud, esto nos permite ser socios con ustedes, en lugar de vernos obligados a hacer nuestro trabajo para salvar nuestras comunidades en el miedo, en las sombras.

 

3) Eficacia de la estabilidad económica para la prevención del VIH. Comprometerse a mantener las actividades de prevención existentes que sí funcionan: condones, la reducción de daños para las personas que usan drogas, apoyo psicosocial, apoyo económico. Sabemos lo que funciona: la vivienda, la educación, el empleo, la atención médica que no juzga, la estabilidad económica. Se refleja todo esto en los compromisos que los gobiernos han hecho en los ODS.

 

Les invito a imaginar un mundo de igualdad de género significativa, en la que hemos cerrado la brecha entre los más ricos y los más pobres, un mundo en que se aseguró un ingreso adecuado y el cuidado en salud para todos - este es un mundo donde el VIH ya no puede prosperar. Si queremos evitar la propagación del VIH en nuestras comunidades y países, lo que necesitamos es crear las normas sociales que promueven una cultura de atención y apoyo para todos. No tenemos que estar de acuerdo en todo, pero esto es necesario para apoyar la dignidad de las personas y su capacidad para sobrevivir a este mundo, en el que vivimos todos.

 

La Coalición Global de Prevención del VIH de ninguna manera es un comunicado afirmando que las personas sin VIH tienen más valor o merecen más atención y apoyo a las personas con VIH. Esta coalición no está destinada a desviar recursos de tratamiento y atención de las personas que viven con VIH. En cambio, esta coalición está aquí para reconocer que todos somos dignos de ser salvados. Eso significa hacer el trabajo duro para garantizar que las personas que viven con VIH son capaces de mantenerse sanas, vivas y libre de prejuicios y discriminación, y el trabajo de asegurarse de que todo el que no es seropositivo cuenta con el apoyo y los recursos que necesitan para seguir siendo negativo, sin importar su lugar o comunidad... no importa cuán marginada políticamente, ninguno de nosotros es prescindible.

 

Para concluir, quisiera agradecer ONUSIDA, al UNFPA y co-presidentes por dirigir este trabajo sobre la prevención del VIH y reafirmando que GNP+, en representación de personas que viven con el VIH, se ha comprometido a establecer conjuntamente la coalición mundial de prevención del VIH.

 

Lee la declaración en inglés de la GNP+ aquí.

Ver Fotos