homeInicio/Articulos/Declaración de GayLatino sobre uso y aplicación de la profilaxis pre-exposición (PrEP)
Declaración de GayLatino sobre uso y aplicación de la profilaxis pre-exposición (PrEP)

Declaración de GayLatino sobre uso y aplicación de la profilaxis pre-exposición (PrEP)

access_timeNovember 15, 2016 09:38 pm

Desde la Red Gay Latino nos pronunciamos sobre el uso y aplicación de la profilaxis pre-exposición (PrEP) en la población de hombres gays, bisexuales y otros hombres que tiene sexo con hombres (HSH) en la región de América Latina y el Caribe Hispano porque queremos dar a conocer nuestra posición sobre un tema que ocupa el imaginario social en diferentes intensidades.

Estamos de acuerdo con que la PrEP funciona, pero exponemos nuestros puntos de vista al respecto ya que debemos definir colectivamente cuáles serán los individuos beneficiarios  de la misma, su metodología de implementación y las políticas públicas necesarias para su efectiva instrumentación en nuestros países. 

 

Nuestro principal objetivo es promover que haya menos infecciones específicamente entre hombres gays, bisexuales y otros HSH, ya sea utilizando preservativos, con el uso de la profilaxis pre exposición(PrEP), otras medidas preventivas, o mediante combinaciones de dichas medidas preventivas. Abogamos por medidas preventivas que estén científicamente comprobadas, que tengan su base en evidencias y que sean informadas y consultadas con las comunidades en quienes se proponga aplicarse.

  • La PrEP, a diferencia de otros métodos - incluyendo preservativos -, no puede prevenir las  otras infecciones de transmisión sexual.  Sin embargo,  creemos que la PrEP amplía las formas en que nuestra sexualidad puede ser más segura en relación a la transmisión del VIH.

  • Creemos que toda política pública dirigida hacia poblaciones (como los Programas Nacionales de Sida que existen en muchos de nuestros países) debe definirse y diseñarse de manera diferente que las dirigidas hacia individuos. 

  • Exhortamos a los Estados a la adopción de políticas públicas sobre el uso de PrEP dirigidas a las llamadas “poblaciones claves” en donde nosotros como hombres gay, bisexuales y otros HSH somos parte involucrada e interesada.

  • Exigimos a los Estados que intervengan decididamente en la elaboración de estas políticas, que cuenten con financiamiento adecuado, sin estigmatización de ningún tipo, y con la clara colaboración de la Sociedad Civil en su implementación, y que sean consideradas como bienes de utilidad pública.

  • Elaboramos para ello esta declaración de consenso colectivo y nos centramos como Red de hombres gay, bisexuales y otros HSH en nuestros cuerpos y las experiencias que nos recorren.

  • Esos (nuestros) cuerpos y esas experiencias devienen políticos tanto en nuestras construcciones y relaciones personales como en nuestros involucramientos organizativos. Son -a la vez- campos de batalla, campos de placer y campos de amor.

  • Entendemos que el libre ejercicio de la sexualidad es un derecho humano en tanto y en cuanto los cuerpos involucrados estén libres de todo corset ideológico, moral, médico y/o religioso.

  • Somos contrarios a entender que tener sexo sin condón (el bareback) es un crimen moral. Por el contrario, ratificamos que necesitamos encontrar una manera más clara de generar un nuevo concepto en relación a lo que conocíamos hasta ahora como sexo seguro, y al uso del preservativo. Y de las limitaciones reales que el uso del preservativo infieren en el placer en las relaciones sexuales de algunos de nosotros.

  • Debemos redefinir el concepto de placer entendiendo las decisiones individuales en la expresión sexual y el beneficio de la aparición de la PrEP.

  • No pretendemos que esta declaración abarque el universo del análisis sobre el uso PrEp en la población toda ni tampoco que sea una declaración sobre el acceso al tratamiento antiretroviral (TAR) en general. Partimos desde la conciencia - y responsabilidad - que nos proporciona la cautela necesaria para definir un análisis independiente de cualquier interés que provenga desde el sector farmacéutico y/o político.

  • Esta declaración se emite bajo el entendimiento de salvaguardar la salud y el bienestar de los hombres gay, bisexuales y otros HSH en la región de América Latina y el Caribe Hispano que viven con VIH, ya sea que elijan mantenerse en TAR o no. Es compatible con los derechos humanos, la dignidad y la autodeterminación que permiten a las personas tomar las decisiones que más beneficien a su salud, su bienestar y el de sus parejas.

  • En concordancia con nuestra visión por una Latinoamérica y Caribe que respeta, protege y celebra la vida de los hombres gays, bisexuales y otros HSH, es acorde con el respeto por la libertad de las personas a ser como quieran ser, a construir su identidad como la autoperciban, a sentir como deseen sentir, y a relacionarse de la manera que acuerden respetando la orientación sexual de los involucrados. Dentro de este concepción, consideramos a todos estos como derechos humanos.

  • La prevención del VIH no debe ser vista con un enfoque de independencia, contraposición o competencia entre el TAR y la salud general y el bienestar de la persona que la toma. La provisión de TAR con fines de prevención (PrEP) no debe violar los derechos de las personas a la salud, la información, la libre determinación, el consentimiento o la confidencialidad.

  • Somos contrarios a que una única patente ostente los derechos sobre la PrEP y exigimos a los gobiernos, organismos internacionales y corporaciones médicas que se estimule la investigación para el desarrollo de genéricos, promoviendo la disminución de los costos y una mayor oferta. La Red GayLatino acuerda con las experiencias que ya se están llevando adelante en algunos países.  El costo de la PrEP no debe ser un obstáculo a su uso por las personas que así lo decidan.

  • Tomamos como modelo la implementación de la anticoncepción, que fue exitosa como medida poblacional de salud pública o planificación familiar, recién cuando existieron varias opciones que se adaptaron a la vida, riesgos, necesidades, deseos y preferencias de las diferentes mujeres y fueron ellas quienes tuvieron la oportunidad de elegir las opciones.

  • Para llegar a este consenso que rige el espíritu de la declaración hemos tenido en cuenta las diferencias sociales, culturales, étnicas, políticas y religiosas que nos atraviesan como miembros diferentes de una misma territorialidad y una misma Red.

  • La utilización de PrEP tiene diferentes implicaciones en temas de derechos humanos, asignación de recursos y la planificación e integración de la atención y el tratamiento del VIH en los países de nuestra región.

  • En muchos de estos países, los hombres gay, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres, así como las denominadas “poblaciones clave”, tienen el peor acceso a los servicios de VIH, en parte debido a la penalización y la estigmatización social. Los beneficios no se pueden asegurar hasta que estas barreras sean eliminadas.

  • Debe haber garantías frente a la presión, coacción y/o amenazas legales, en nombre de la salud pública, que pueden aplicar algunos de los gobiernos de nuestros países a las personas que aún no desean acceder a la PrEP. Estamos en contra de las medidas de salud pública, aplicadas o propuestas, que se basan en la obligatoriedad.

  • El reconocimiento de la eficacia de los métodos de prevención biomédica y su integración en los programas existentes pueden ser una oportunidad para reconsiderar y/o cuestionar las normas comunitarias que no son suficientemente protectoras, que son difíciles o imposibles de sostener para algunas personas o que son contraproducentes. Por lo general estas normas han requerido 100% de adherencia a una estrategia como el uso del condón o definir sexo sin condón (bareback) como inseguro en todos los contextos.

  • Los beneficios de la PrEP son poco conocidos por personas que no viven con VIH pero que aún son vulnerables ante la infección. Las parejas actuales y las potenciales parejas sexuales de las personas que viven con VIH necesitan información precisa y clara sobre el efecto de la PrEP para reducir los riesgos de transmisión del VIH y los proveedores de salud necesitan capacitación para dar a los mismos; esto de manera a que puedan fortalecer sus capacidades y estar protegidos ante la infección, y para asumir la responsabilidad de su propia salud sexual y la de sus parejas.

Como Red Gay Latino realizamos esta declaración reivindicando nuestro activismo por nuestra salud y la salud pública así como nuestra pertenencia a diferentes organizaciones de la respuesta al VIH en los países que habitamos, en nuestra región y en el mundo. 

 

Nuestra voz latina , es una voz responsable y que testimonia. Que se vuelve grito en la denuncia y exigencia en la acción. También es diversa, y representa nuestras formas de relacionarnos, nuestra sexualidad, nuestro amor y nuestro placer. Coincidiendo con Foucault en que "el placer debe también formar parte de nuestra cultura" más allá de nuestros deseos políticos, culturales y sociales, esta declaración está basada en un amplio concepto de respeto al placer.

 

Pero también en la certeza que los Estados deben hacerse presente en toda esta política y somos las organizaciones de la Sociedad Civil quienes debemos exigírselo.

Ver Fotos
avatar

Simón Cazal

Co-Fundador y Director Ejecutivo, SOMOSGAY