homeInicio/Entrevistas/Fiorella Migliore
Fiorella Migliore

Fiorella Migliore

access_timeSeptember 01, 2015 08:12 pm

Yo conocí niños que fueron criados por padres gays y son personas que ya crecen con otra apertura de mente. Eso me parece algo hermoso.

Fiorella Migliore es una reina de belleza, modelo, actriz, conductora de radio y televisión, y una empresaria con grandes aspiraciones. Con mucho carisma y sensibilidad, tiene una misión en defensa de la vida sana y el bienestar, llevando a cabo proyectos personales que la mueven a seguir adelante y seguir cosechando éxitos.

Hace poco, se convirtió en una fuerte luchadora contra el machismo y la violencia de género tras ser víctima de un acoso callejero. Durante el 2014, la vimos como una de las figuras más fuertes en la campaña “Por Ellas”, a favor de la igualdad de género y la no-violencia. En esta EQUIS te presentamos, como nunca antes la viste: Fio Migliore.

¿Cómo te definís como persona? ¿Qué cosas te inspiran?

Me defino así tal como me ven: una persona sencilla que trata de vivir de la manera más simple posible y de transmitir eso a los demás. Admiro la diversidad de personalidades y seres que existen. Trato de ver la vida de la mejor manera, y me inspira mucho ver a las personas felices, los animales felices. Me inspira muchísimo ver sonrisas y mucho amor. 

¿Cómo surgió la idea de crear «Be Okay», un rubro de comida saludable que hoy en día está dando mucho de qué hablar?

Be Okay fue una idea que me surgió luego de haber recibido información en cuanto a la alimentación. Hace cinco años empecé a hacer una transición con la alimentación y me di cuenta de que lo que como en el día a día, realmente, está haciendo que yo sea de una manera u otra, que mi cuerpo físico y espiritual reflejen algo o sean de una manera.

Fue ahí que empezó mi curiosidad hacia la alimentación y me di cuenta de que es solamente una puerta a un mundo nuevo, que hoy es un estilo de vida que me permite estar en conexión con otros seres. Entré a un mundo nuevo, donde encontré tanta información que beneficia a nuestra salud y a tantos animales que están siendo esclavizados todos los días. Beneficia también a la Tierra, nuestro planeta, de una manera tremenda.

Entonces pensé que esta información es demasiado importante y útil y que puede salvar a demasiadas personas. Me vi en la obligación de compartirla. Así fue que con mi equipo nos reunimos y dijimos que teníamos que hacer algo, y surgió «Be Okay» como un centro de información más que un restaurante. Queremos cambiar el concepto de alimentación, que es un medio a través del cual pueden manifestarse aquellos principios que son una forma de ver la vida. Alrededor del mundo, hoy en día, esto es una tendencia pero no lo hacemos para decir que es cool nada más, sino que es un despertar de la conciencia a través de la alimentación.

Sobre los concursos de belleza, ¿cuáles fueron las experiencias y lecciones que te marcaron?

Antes que nada, de lo primero que me di cuenta es que en este mundo se aprende de todo. Todo lo que viví y sigo viviendo en el ambiente del espectáculo, por englobarlo de alguna manera, fue y es súper enriquecedor. Todo esto tiene un sinfín de motivos y muchísimas historias detrás. El mundo de la belleza, los concursos y los reinados son un mundo aparte y están involucrados tantos sentimientos y tantas personas que ponen sus vidas ahí adentro. Conocer a otras personas y otros puntos de vista de la vida enriquece. Yo creo que todo suma y estoy totalmente agradecida por cada situación vivida.

En la televisión, el teatro, los concursos de belleza y otros espacios, ¿creés que el machismo está presente?

Todos los días el machismo está presente y eso se convierte en un desafío. A cualquier situación similar podés ponerle cualquier rótulo que, al fin y al cabo, va a ser machismo. Día a día convivimos con el machismo. Viví una situación que explotó y fue de público conocimiento, con un muchacho que quiso hacerse el simpático y para mí, capaz que por ser una figura pública, la mochila pesó un poco más.

Estuviste presente en el lanzamiento de la Campaña #PorEllas. ¿Qué opinás del trabajo de las organizaciones de la sociedad civil que promueven la defensa e igualdad de derechos para las mujeres?

Es un trabajo impresionante. Si hay algo que me genera felicidad fue el haber estado ahí hablando. Ver a tantas mujeres y a tantas personas representando a organizaciones fue un momento demasiado poderoso porque descubrís a tantas mujeres que son líderes y que sueñan todos los días con proyectos y maneras de cambiar las cosas. Se siente demasiado lindo ser parte de eso y, al mismo tiempo, es un desafío, una misión y una gran responsabilidad que tenemos todas al estar en un espacio así. Es por algo que nos llaman y nos invitan porque ven que podemos ayudar a cambiar las cosas. Esa responsabilidad es una mochila muy linda con la que cargamos, y muy desafiante y apasionante al mismo tiempo.

¿Qué opinión te merece la defensa de los derechos LGBT, el matrimonio igualitario y la adopción de niños por parejas homosexuales?

Cuando hablo con personas que abrazan la vida y dicen «no, yo me voy a plantar, no pienso encerrarme en el clóset», solamente puedo pensar en la importancia del amor. Mis amigos gays y lesbianas no tienen miedo de decir «yo soy así, así me quiero y así quiero que me quieras; y si no me querés, yo sí te voy a querer porque algún día te vas a dar cuenta de que esto es algo hermoso». Eso es amor y solamente puede generar más amor. Yo aplaudo, acompaño y apoyo lo que SOMOSGAY hace para que las personas abran sus mentes porque estamos inmersos en una sociedad donde se nos enseña a pensar de una manera y a no aceptar ciertas cosas. Entonces, lo más importante es abrir la mente para crecer como sociedad. Siempre hablamos del tema del despertar de la conciencia. Amo la diversidad y creo que cuando uno se enamora, se enamora del alma y de la esencia de una persona.

Con respecto al matrimonio igualitario, para mí no existe excusa para no dejar casarse a una pareja que se ama, son dos personas que quieren compartir la vida juntas. Además, yo conocí niños que fueron criados por padres gays y son personas que ya crecen con otra apertura de mente. Eso me parece algo hermoso. No entiendo cómo existen personas que dicen que no está bien y, si te ponés a analizar lo que dicen, te das cuenta de que ni siquiera tienen fundamentos.

¿Qué mensaje les darías a los lectores de EQUIS?

Siempre y cuando uno haga lo que siente, va a llegar a la mayor satisfacción de la vida porque, tarde o temprano, uno le dice que «no» a algo a lo que, de verdad le quiere decir que sí. Eso sale a flote y es mejor aceptar y ser felices como somos. Lo que queremos de la vida: para mí eso es lo más importante. Yo les invito a aquellas personas que no entienden o no saben sobre el amor que se tienen dos personas del mismo sexo a que se informen, que vean y que abran el corazón y la mente. Y a las personas que tienen miedo de sacar algo afuera, yo creo que van a ser héroes el día que logren sacarlo y hacer frente. De repente, otra salida es pedir ayuda a organizaciones para lograr entrar en sus familias y que éstas les acepten. Se trata de unir fuerzas, así yo creo que es mucho más fácil. Si uno le hace caso al corazón, le hace caso a lo que siente adentro y es así como llega la satisfacción en la vida y en diferentes aspectos.